miércoles, 18 de agosto de 2010

Tomo I (si, a veces es necesario enumerar)


Alguien, una vez dijo que todos somos potenciales poetas, que solo se trata de "expirar", de poder poner con palabras aquello que llevamos dentro, cambiar una coma de lugar, el orden de las palabras...

Creo que si no me fuese tan dificil esto, seria una gran escritora.

A ver, probemos:



Intento de expiración 1

Mi abuela se llamaba Corina Carmen, la nombraron así gracias a su abuela "la abuela chiquita", Margarita (esa noche le costó recordar el nombre de su abuela), le puso así porque ese era el nombre del barco en el que viajaban cuando llegaron a este pais.
Aprendió a andar en bicicleta en Suarez.


No se porque te cuento todo esto, talvez sea para no olvidar. A veces la mente nos puede pasar una mala jugada. Viajaban en avión o en transatlantico? Aprendió a andar en moto de agua o en patineta?
Pero no, realmente de esto no es lo que quiero hablar.

Ella nunca nos contó mucho de su pasado, ella volvió a nacer el día que nosotras nacimos.




1 comentario:

Sora Mitsuko dijo...

Aunque te parezca difícil, te sale bien escribir. La última frase me encantó!
Abrazos hadita!