lunes, 30 de mayo de 2011

Metamorfosis de las hadas



Se levantó, se peino y se sintió linda.
Se vistió, se abrigó (con su saco dos veces mas grande que ella) y se sintió fea
Por la tarde todo empeoró, el pelo se le tranformó en alambre, la piel en escamas, la mochila en una caparazón, las zapatillas en pezuñas, y las medias blancas que asomaban: en vaya a saber que cosa!
Ya no se sentía un hada,
si no un ovillo de lana desovillado
un remolino arremolinador de hojas y pelos
una lapicera que mancha los papeles y tiene feo color
un gris domingo por la tarde invernal
Cuando llego a su casa todo mejoró, se sacó el saco, las zapatillas, el pantalón, de nuevo aparecieron las alas... y volvió a sentirse linda!

(Definitivamente a las hadas no les sienta bien el exceso de ropa)


3 comentarios:

Pichi Voluntad Cero dijo...

Hola!
De casualidadcai en tu blog y me enganché leyendolo.Será queme parece original eso del "complejo de hadas". Quizás porque mi blog a veceses demasiado real y una dosis de fantasía siempre sienta bien :)

Estas en mis blogs amigos a partir de este momento!

Saludos!

Jimee dijo...

Muy bonito el Blog!♥

Doamna care plânge dijo...

Es que genralmente la ropa grande , genera bultos innecesarios en el cuerpo ¬¬ Me encanto lo que le escribiste a tu abu jejee un besote!! y las fotos de la chika que parece que esta en un patio muy liondas